Biohacking: Optimizar cuerpo y mente para mejorar tu rendimiento

4 minutos Los biohackers han descubierto el secreto para tener una mejor calidad de vida y vivir más tiempo. Te platicamos un poco más sobre este interesante concepto.
Genetika
16 marzo, 2021
4 minutos

Desde hace años atletas profesionales, científicos y empresarios han buscado la manera de mejorar su rendimiento físico y mental para tener un mejor desempeño en su trabajo y su vida diaria. Esta búsqueda constante ha dado pie a la filosofía del biohacking. Aunque el término es muy amplio, básicamente se trata de un conjunto de acciones para optimizar el cuerpo, la mente y la calidad de vida.

Los biohackers buscan alcanzar su mejor versión a través de “atajos” para tener más energía, perfeccionar su concentración, prevenir enfermedades y beneficiar su calidad de vida a largo plazo. Una de las ramas más extremas del biohacking recurre a la biología do-it-yourself para mejorar su cuerpo con ayuda de herramientas y tecnologías biomédicas. Sin embargo, existe una línea más orgánica del movimiento que consiste en hacer cambios naturales en tu rutina para lograr esa transformación. ¿Te interesa? Te dejamos 5 trucos para hackear tu cuerpo, alcanzar un mejor desempeño y aumentar tu productividad diaria.

1. Despierta tu metabolismo

Algunos biohackers reconocidos como Dave Asprey y Ben Greenfield aseguran que ejercitarte temprano hasta quedar adolorido no es un buen hábito. Incorporar ejercicios aeróbicos y de bajo impacto como yoga y caminatas rápidas al inicio del día es la clave para estimular el metabolismo y fomentar la quema de grasa. Este tipo de ejercicios se pueden complementar con una rutina más intensa al avanzar el día.  

2. Báñate con agua fría

Aunque suene como un hábito incómodo, bañarse con agua fría al despertar trae muchos beneficios a largo plazo. Por una parte mejora la circulación sanguínea, ya que cuando el frío golpea tu piel caliente se genera un choque de temperatura que acelera tu ritmo cardiaco y el corazón bombea más sangre hacia el cuerpo. También fortalece tu sistema inmunológico, ya que al activar tu metabolismo se genera la producción de glóbulos blancos.

La práctica de la ducha fría también es una forma de aumentar tu fuerza de voluntad. Este hábito te obligará a salir de tu zona de confort y entrenará tu mente para situaciones incómodas que puedas enfrentar en el día a día.

3. Experimenta con tu dieta

En general, los biohackers siguen una alimentación con alta densidad nutricional, es decir con una gran cantidad de nutrientes beneficiosos en los alimentos que consumen, por ejemplo tienen una gran ingesta de verduras de hoja verde, grasas saludables como aceite de coco, ghee y mantequilla, carbohidratos lentos o complejos, entre otros. Algunos incluyen técnicas como el  ayuno intermitente. Lo ideal es experimentar hasta que encuentres la alimentación que mejor se ajuste a tu estilo de vida. 

4. Practica la respiración profunda

La meditación y los ejercicios de respiración no solo ayudan a relajar la mente y el cuerpo en momentos de estrés, también son una técnica para aumentar la concentración y agudizar la mente. Esto sucede porque la respiración profunda oxigena el cerebro y nos ayuda a estar más alertas, además tiene beneficios directos en la digestión y el metabolismo.

5. Complementa con suplementos alimenticios

Consumir suplementos con fórmulas que combinan vitaminas y minerales es una manera sencilla de darle una dosis extra de energía a tu organismo. En ocasiones la alimentación sana y la hidratación constante no son suficientes, el cuerpo necesita de un empuje que lo ayude a funcionar de manera óptima cuando la actividad física es muy intensa, por eso los biohackers recurren a suplementos alimenticios orgánicos diseñados para que el cuerpo funcione mejor.

Artículos relacionados.