COMO AFECTAN LOS CAMBIOS ESTACIONALES A TU SISTEMA INMUNE

3 minutos Acelera la adaptabilidad de tu cuerpo a los cambios de temperatura con estas acciones.
Genetika
22 noviembre, 2021
3 minutos

Los cambios estacionales traen consigo cambios de temperatura que pueden afectar nuestro sistema inmune dificultando así la defensa contra virus que circulan en el ambiente. En principio, un cambio de temperatura del calor al frío puede provocar desde molestias simples como cansancio, inflamación, alteraciones del sueño e infecciones, hasta cuestiones más serias como agravar las enfermedades cardiovasculares, la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide.

Para cuidar nuestro sistema inmunológico es necesario incluir en la alimentación estas tres grandes líneas de defensa:

Vitamina C

El cuerpo humano no la produce ni la almacena, por lo que es crucial incluir esta vitamina en la dieta diaria. Proporciona apoyo para piel y mucosa.

[Te recomendamos: 5 razones para tomar vitamina C diariamente]

Vitamina D

Apoya la inmunidad a nivel celular. Existe evidencia científica que apunta a que la vitamina D también es una hormona que tiene la capacidad de aumentar o disminuir la respuesta inmune.

Zinc

Ayuda al sistema inmunitario a combatir virus y bacterias. Es un elemento clave en la formación de anticuerpos.


Acelera la adaptabilidad de tu cuerpo

Podemos acelerar la adaptación que tiene tu organismo a los cambios en las condiciones medioambientales al incluir esos complejos vitamínicos dentro de tu alimentación diaria.

[Te recomendamos: Hábitos alimenticios que te fortalecerán]

Otras acciones que podemos realizar para prevenir una posible baja de defensas durante los cambios estacionales son:

Vestirse a capas

Debemos cuidar que nuestro cuerpo no sufra estos cambios climáticos al abrigarnos adecuadamente cuando entramos a un ambiente frio y tener la facilidad de quitarnos prendas de ropa cuando experimentamos un calor excesivo durante el día.

Ejercitarse

Tener una rutina de ejercicios regular ayuda a generar anticuerpos y a eliminar bacterias que se depositan a través de nuestras vías respiratorias.

Dormir Bien

Una acción fundamental para el cuidado de nuestro sistema inmune es el descanso. Dormir nos permite regenerarnos y estar preparados para combatir virus, toxinas, gérmenes, etc

Hidratarse de manera optima

Estar bien hidratado permitirá que tu organismo absorba mucho mejor los nutrientes y ayuda a que elimine toxinas con mayor facilidad.

De calor a frío y viceversa

Sin embargo, no se trata únicamente de los cambios de temperatura de calor a frío. Exponerse de un ambiente frio a uno caluroso crea una amplia variedad de efectos fisiológicos que reducen la respuesta del cuerpo generando una baja de nutrientes, debilitando el sistema inmunológico y aumentando las posibilidades de enfermarse.

Consumiendo HIDRO puedes asegurar una correcta ingesta de nutrientes, vitaminas y minerales, además de mantener el óptimo nivel de hidratación que el cuerpo requiere. Conoce más visitando hidro220.com.

Artículos relacionados.

NOM-030

NOM-030

< 1 minuto Te mostramos 6 acciones en las cuales enfocarte para cumplir con esta importante norma. ¡Y gozar de los beneficios de cumplirla!