Convierte a tus trabajadores en atletas industriales

4 minutos Conoce los 6 aspectos fundamentales para convertir a tu equipo de trabajo en verdaderos atletas industriales de alto desempeño.
Genetika
12 julio, 2021
4 minutos

Los atletas son personas que logran practicar intensamente una actividad física, ganándose la vida al usar sus talentos mentales y físicos. En el departamento de Salud Ocupacional esta habilidad resulta sumamente importante para mantener un equipo de trabajo que presente un rendimiento físico máximo y, al mismo tiempo, ejecute correctamente las estrategias para prevención de lesiones laborales.

Así pues, podemos observar una gran lista de similitudes en cuanto a los cuidados físicos de los atletas deportivos y de estos nuevos atletas ocupacionales, o bien atletas industriales. Pero, ¿qué trabajadores pueden entrar en la categoría de atletas industriales? Nos referimos especialmente a:

  • Bomberos
  • Mineros
  • Fuerzas del orden
  • Manufactureros
  • Trabajadores de la agroindustria
  • Trabajadores en instalaciones industriales
  • Trabajadores de construcción o mantenimiento
  • Personal de bodegas y centros de distribución
  • Personal que trabaja a la intemperie
  • Trabajadores expuestos a altas temperaturas
  • Personal expuesto a estrés físico y mental
  • Enfermeros o asistentes de pacientes

Estos y otros trabajos que requieren principalmente de fuerza, destreza, flexibilidad, coordinación y resistencia son los que más necesidad tienen de seguir regímenes de atletas industriales.

El área médica de cada empresa, al igual que los encargados de la salud de los atletas deportivos, están interesados en mantener a sus trabajadores en óptimas condiciones para realizar su trabajo sin contratiempos ni lesiones. Es por eso que se crean lineamientos que día a día deben practicar los atletas industriales para garantizar su salud y su rendimiento. Dentro de los más destacables se encuentran:

  • Una buena hidratación
  • Nutrición controlada
  • Correctos patrones de sueño
  • Calzado cómodo
  • Excelente ambiente laboral
  • Ritmos de trabajo adecuados

Los desglosamos a continuación:

EL AGUA NO ES SUFICIENTE

No es un secreto que la hidratación está relacionada con todos nuestros procesos fisiológicos como: digestión, absorción, eliminación de toxinas, etc., garantizando un buen estado de salud.

Es importante mantener una buena hidratación durante toda la jornada laboral principalmente para evitar una deshidratación que, además, se traduce en un descenso de la productividad y un aumento de riesgo laboral, reflejándose en dolor de cabeza, cansancio, falta de concentración y/o calambres.  Una solución para apoyar la hidratación es proveer de bebidas hidratantes especializadas a los trabajadores durante toda su jornada.

NUTRICIÓN QUE FAVOREZCA LA ENERGÍA

Trabajar en un rol físicamente exigente conlleva a un mayor riesgo de lesiones laborales. Para evitar esto, es necesario mantener una buena nutrición de forma constante, ya que en algunos puestos, existe la posibilidad de quemar hasta 400 calorías por hora, generando sensación de fatiga que representa uno de los factores más importantes en las lesiones laborales. Consejos cómo consumir cereales, elevar las porciones de frutas y verduras y mantener el sodio bajo y el potasio alto, resultan muy efectivos para asegurar un buen desempeño.

BUENA HIGIENE DEL SUEÑO

Es posible evitar lesiones laborales al comprometerse a mantener una buena rutina de sueño. Dormir correctamente ayuda a mantener un mejor nivel de concentración. También es aconsejable, durante la jornada laboral, hacer pausas para realizar ejercicios de estiramiento.

CORRECTA SELECCIÓN DE CALZADO

Si es necesario adquirir por primera vez el calzado para el trabajo o bien cambiar el actual, un excelente consejo es buscar opciones al terminar la jornada laboral. De esta forma se puede medir el calzado con el pie cansado, así se evita que molesten los zapatos después de estrenarlos.

CUIDADO MENTAL Y EMOCIONAL

Para que un trabajador pueda tener un alto desempeño laboral, no solo se tiene en cuenta la preparación física sino también la estabilidad mental. Por esto mismo, es importante mantener un buen ambiente laboral, cuidar adecuadamente de los empleados que han tenido alguna lesión o bien asegurarse de que gerentes, supervisores, personal de seguridad, área médica, recursos humanos, mantengan un canal de comunicación abierto, constante y transparente.

DESCANSAR PARA PREVENIR

Un peligro latente se puede prevenir de la forma más simple: reducir el ritmo de trabajo. Proveer a los trabajadores de pausas, descansos o momentos de relajación, podrían ayudar a salvaguardar la seguridad en toda la empresa.

Al igual que un atleta deportivo se prepara para un evento, los atletas industriales preparan sus cuerpos para ejecutar con éxito sus actividades laborales y asegurar un buen sistema de prevención de accidentes. Si un atleta se lesiona, merece el compromiso y la atención por parte del equipo de salud para incorporarse evitando una lesión residual.

Artículos relacionados.